terapia de pareja

¿Qué hacer si tu pareja te pide tiempo?

enterapia - octubre 12, 2022

tu pareja te pide tiempo
Pedir tiempo o dar tiempo, en cuanto a relaciones de pareja se refiere, se ha convertido en uno de los temores más grandes al interior de las mismas, pues suele pensarse que al pedir un poco de espacio, se está dando por terminada la relación o están dejando de verse los aspectos positivos de la misma para centrarse únicamente en lo que ha causado algún tipo de ofensa o dolor. Es común entonces escuchar que al pedir tiempo, la respuesta sea que es “mejor terminar de una vez”, y esto se debe a que no estás siendo del todo consciente de lo que el tiempo realmente significa y de lo valioso y fortalecedor que puede ser este para tu relación. Así que a continuación te dejaremos una información que de seguro te hará cambiar de perspectiva en cuanto al tiempo.

¿Por qué dar o pedir tiempo a tu pareja?

Los altos en el camino a veces son necesarios porque te ayudan a respirar, a tomar aire y a retomar tu rumbo con mucha más fuerza, y es justamente de este aspecto del que debes aferrarte para poder fortalecer tu decisión. Piensa en que quizás la relación necesita un respiro, necesita replantearse y necesita que los dos se extrañen un poco para definir si están destinados o no, a estar juntos. Lógicamente, tomarse ese tiempo puede traer implicaciones drásticas, como por ejemplo dar por terminada la relación, sin embargo, si esto llega a ocurrir, no es por culpa del tiempo, sino porque al interior de la relación estaban sucediendo una serie de conflictos que los dos se negaban a aceptar, y fue ese tiempo el que les permitió darse cuenta de que ya las piezas del rompecabezas no se podrían volver a juntar.

¿Qué hace que se pida tiempo en una relación de pareja?

Cada relación es distinta, cada pareja es un mundo completamente diferente, por lo cual, no podríamos decir que existe una única causa, sino que existen diversas causas y que estas se evidencian de manera diferente en cada pareja. Algunas de las causas más frecuentes que vemos en consulta son:
  • Problemas de comunicación que generalmente están ligados a la incapacidad de decir lo que piensan.
  • Celos excesivos que atentan contra la libertad individual de alguno de los miembros de la pareja.
  • Falta de tiempo o escasas demostraciones de afecto que hacen creer que el amor se ha escaseado y que las cosas no son como antes.
  • Diferencia de ideales y proyectos de vida que impiden que ambos puedan encontrar puntos de encuentro que los unan.
¿Cuántas veces has estado en frente de estos escenarios y has querido pedir tiempo para saber qué es lo que verdaderamente quieres hacer? La respuesta seguramente es que muchas veces te has enfrentado a estas situaciones, pero pocas veces has sido capaz de pedir el tiempo que necesitas por miedo a herir al otro o porque no estás dispuesto a aceptar las consecuencias que esa petición trae consigo. ¿Qué hacer entonces si tu pareja te pide tiempo? Está pregunta está enfocada para ambos casos: cuando te piden tiempo y cuando pides tiempo. Pues en ambos casos, tu misión será aprovechar al máximo este espacio para evaluar y analizar la relación en la que te encuentras. Así que es momento de leer con atención la siguiente información:
  1. No dramatices la decisión: por más que te cueste creerlo, no es el fin del mundo. A veces cuando las cosas pierden su rumbo, es necesario detenerte a observar para encontrar de nuevo el camino. Muchas veces puedes retornar hacia el mismo sendero por el que venías caminando, otras veces, debes explorar nuevos territorios para poder hallar las respuestas que buscas.
  2. Pon todo en una balanza: lo bueno y lo malo de tu relación debes mirarlo en este tiempo, de nada servirá que te eches a llorar porque de esta manera, será mucho más difícil que encuentres las respuestas que estás buscando. Mantén tu mente en calma y enfócate en analizar profundamente los motivos que hicieron que llegaran hasta este punto.
  3. Dedícate tiempo a ti: una forma de comprender si la relación en la que te encuentras es o no favorecedora, es dedicándote tiempo a ti, demostrándote cuánto te amas y dándote valor, de esta manera podrás definir con mayor precisión si estás siendo lo suficientemente valorada.
  4. No trates de forzar las cosas: evita al máximo establecer algún tipo de comunicación, respeta el tiempo que decidieron darse y no trates de forzar las cosas. Si haces la tarea de observar, analizar y por último decidir, vas a darte cuenta de que el tiempo se irá muy rápido y más temprano que tarde tendrás un veredicto final.
  5. Sé realista: si hay algo por rescatar, lucha por ello. Pero si en la balanza, los aspectos negativos superan los positivos, asume esa realidad. No te obligues a estar en un sitio donde en definitiva, ya no hay nada por recuperar.
Son muchos los beneficios que puedes obtener a raíz de un tiempo, una de las enseñanzas más grandes es la del desapego, porque durante estos días o meses que te encuentres sin la compañía del otro, vas a comprender lo necesario que es seguir creciendo individualmente aunque te encuentres en una relación. Sí, sabemos que este tipo de decisiones no son fáciles de tomar, que necesitas estar fortalecido mentalmente para poder asumirlas, por ello, es importante contar siempre con la ayuda de un psicoterapeuta que te haga comprender el valor de estos momentos y te ayude a definir los beneficios de esta relación en tu vida, si vale o no la pena apostar de nuevo por reconstruirla.

Ponte en contacto con un psicoterapeuta de Enterapia ahora y dale un nuevo rumbo a tu relación de pareja

Deja tu comentario:

0