terapia de pareja

¿Cómo salir de una depresión amorosa?

enterapia - julio 20, 2022

depresión amorosa
El amor tiene la habilidad de llevarte al cielo, pero también, puede llegar a llevarte hacia un abismo del que sientes no vas a poder salir jamás. Una depresión amorosa, también conocida como tusa o despecho, hace que afloren en ti emociones y sentimientos que hacen que le restes valor a la vida después de haber terminado una relación con alguien con quien compartiste durante mucho tiempo. Por eso, es importante, que como en cualquier otro duelo, te des la oportunidad de sentir, de reconocer tus emociones y sentimientos, de aceptar lo que estás sintiendo para después volver a florecer.

Etapas de una depresión amorosa

En una depresión amorosa es común que pases por algunos estados o niveles, que hacen que poco a poco recuperes las fuerzas para poder seguir con tu vida y darle una nueva oportunidad al amor. Esas etapas son:
  1. Búsqueda de respuestas: intentas entender, pidiendo explicaciones al otro o preguntándote a ti mismo, por qué se acabaron las cosas, cuáles fueron los motivos y si realmente fue o no la decisión más acertada, si quizás no hubo premura en haberlo decidido así.
  2. Negación: no crees lo que estás pasando, crees que es otra crisis por la que atravesaron previamente, que todo tendrá solución, y que, en el momento menos indicado, todo volverá a ser como antes.
  3. Negociación: confías una vez más en el poder del diálogo, por eso intentas conciliar, llegar a acuerdos, por eso, buscas al otro o el otro te busca a ti, tratando de recuperar lo que antes tenían y no desechar lo que habían construido.
  4. Recaída: crees en la oportunidad que acabas de dar y recaes de nuevo en esa relación, es un intento desesperado para no aceptar lo que sucede, para evadir tu realidad.
  5. Ira: sientes rabia de ti por lo que has soportado y de tu pareja por lo que te ha hecho, de nuevo sientes que es mejor terminar, que no hay nada que arreglar, que ya no es solo un roto que pueda cerrarse, que hay una herida más profunda y difícil de sanar.
  6. Aceptación: ya no hay nada que sanar, no hay nada que recuperar, las cosas están mejores así, volver sería caer en lo mismo y estás seguro de que eso es justamente lo que no quieres.
  7. Esperanza redirigida: recuperas la fe en el amor, sabes que en el momento indicado encontrarás a alguien que te complete, que quiera construir contigo y que te demuestre su amor incondicional.
No podríamos hablarte sobre un tiempo estimado de duelo, pues cada proceso es diferente y lo más importante es que puedas sanar por completo, sentirte seguro y retomar tu vida de una manera que te haga sentir pleno y feliz.

5 consejos para salir de una depresión amorosa

Los consejos que te compartiremos a continuación te serán de gran ayuda para salir de una depresión amorosa. Sin embargo, debes tener en cuenta que si por más que pasa el tiempo tú sigues con esa sensación de pérdida que hace que no recuperes el sentido de tu vida, es importante buscar soluciones como la psicoterapia, en donde de la mano de un psicólogo, podrás salir de ese abismo en el que te encuentras, y por qué no, volverte a enamorar.

Agenda aquí tu cita de valoración con Enterapia y deja que el amor llegue de nuevo a tu vida

Ahora sí, los 5 consejos para salir de una depresión amorosa son:

1. Acepta lo que estás sintiendo.

Reconocer que algo está mal es el primer paso para que todo empiece a mejorar. Cuando evades por lo que estás pasando, lo único que produces es un daño mayor, pues no estás hablándote con honestidad ni permitiendo que posibles soluciones lleguen a tu vida.

2. Continúa con tu vida.

No pares de trabajar, de leer, de hacer ejercicio o yoga, sigue con tu rutina diaria, lo peor que puedes hacer es lanzarte a la cama y querer perderte en ella. Esta actitud no solucionará tus problemas ni la forma cómo te sientes con ellos, solo hará que la herida se abra más y que sea más difícil de cerrar.

3. Disfruta de tu compañía.

Si te da mucho miedo estar solo, es porque quizás no te conoces lo suficiente a ti mismo, date el tiempo de conocerte, de disfrutarte y de recuperar esa relación que habías perdido contigo mismo. Te aseguramos que este será el punto de partida para una relación más saludable con alguien más.

4. Rodéate de amigos.

Si bien es importante disfrutar de tu compañía, también es necesario apoyarte de amigos verdaderos y leales que te ayuden a recuperar un poco la fuerza que seguramente has perdido en este proceso de perdida. Elige a los mejores, a quienes te escuchen y aconsejen si juzgarte o presionarte.

5. No tomes decisiones apresuradas.

Un corazón roto no es un buen consejero, por eso, evita iniciar nuevas relaciones o pretender que nada paso, permítete sentir, las decisiones que piensas tomar requieren de tiempo para ser pensadas y analizadas, solo así sabrás que vas por el camino correcto, sin mucho riesgo de equivocarte. No existe un orden en el que debas implementar estos consejos, es cuestión de que pienses un poco más en ti, de eso se tratan las rupturas amorosas, de aprovechar ese tiempo que antes era de dos, ahora solo para ti, para todo aquello que te haga feliz, así que usa cada consejo según vaya avanzando tu proceso, el orden lo va a dar el día a día, no lo olvides.

Deja tu comentario:

0