¿Es la mentira una enfermedad?

Hoy he venido a hablarte sobre la mentira, un tema que de entrada, es bastante controversial porque su significado depende o está muy ligado a la moral de las personas, es decir, a lo que para unos es correcto y para otros no lo es.

Las mentiras en los seres humanos se han normalizado debido a que con frecuencia son utilizadas para evitar exponerte a situaciones incómodas o con el propósito de resolver de una manera mucho más rápida problemas cotidianos que hacen que, de manera inconsciente, busques coherencia en tus relatos y empieces a “mentir un poco” para darle un poco de heroísmo a tu narración.

Con frecuencia te preguntas, ¿por qué la gente miente? ¿Cuál es el motivo? o ¿Qué beneficios obtienen de mentir? Y estas preguntas las resolveremos desde 3 puntos principales:

  1. Sentirte valioso para las personas que son importantes para ti.
  2. Ser aceptado por todos los que te rodean.
  3. Evitar consecuencias negativas por errores que puedas cometer.

Todos estos puntos pueden reunirse fácilmente dentro de la categoría de no mostrarte como eres por miedo a lo que los demás puedan pensar de ti o por temor al rechazo, también, entran en esta descripción evitar juicios sociales, no hacerte cargo de tus errores o tener una imagen de perfección ante los demás.

 

¿En qué momentos es perjudicial mentir?

Hay algo que debes tener en cuenta, y es que la mentira en sí misma es perjudicial porque demuestra que no existe una aceptación propia de tu realidad y que para crear el mundo que quieres o mostrar lo que según tú deberías ser, recurres a aumentar o eliminar información que te define como persona y te hace realmente diferente.

Sin embargo, mentir puede ser algo verdaderamente perjudicial cuando causa desequilibrio en áreas de ajuste como:

  • Vida social.
  • Relaciones de pareja.
  • Relaciones de trabajo. 
  • Relaciones familiares.

Cuando la mentira afecta estas esferas, es importante que te evalúes, porque esto trae consigo el surgimiento de falsos sentimientos de bienestar o una sensación de agrado al creer que te has salido con la tuya.

Hacer parte a la mentira de tu vida genera consecuencias a largo plazo que te harán vivir en una realidad ficticia que cada vez implica que tengas que decir más mentiras para poder mantener la imagen que has querido crear de ti mismo.

¿Qué puedes hacer cuando la mentira se convierte en algo natural y cotidiano? 

Lo más importante es que reconozcas esta situación como algo patológico, como una enfermedad verdadera que puede causar grandes daños si no le prestas la importancia que requiere. En este punto es importante que:

  1. Reconozcas que tienes un problema.
  2. Reflexiones si puedes manejar la situación o esta se sale de tus manos y es necesario recurrir a especialistas en psicología o psiquiatría.

En este punto es importante aclararte que la mentira no es un trastorno mental sino un trastorno social que afecta severamente la manera en la que te relacionas con las demás personas, y adicionalmente es una conducta constante cuyo único fin es evitar pagar las consecuencias de tus malos actos.

 

¿Qué tips puedes implementar para dejar de mentir o controlar la mentira?

La mentira es un hábito que tienes la capacidad de estimular o eliminar, la clave está en persistir y forzarte a decir la verdad independientemente de la situación a la que te enfrentas, algunos tips que te servirán en este camino son:

  • Pensar antes de hablar.
  • Practicar con un extraño y darle tus opiniones y puntos de vista con honestidad.
  • Discutir temas neutros con personas cercanas y abordarlos desde la honestidad sin temor a que tu forma de pensar pueda quedar expuesta.
  • Analizar el origen de las mentiras, ¿desde cuándo empezaste a mentir?
  • Haz un registro de la cantidad de mentiras que dices al día, no importa lo pequeñas que sean.
  • ¿En qué contextos tiendes a mentir? ¿dónde y cuándo mientes más?

 Hay algo que debes tener presente, y es que si a pesar de utilizar y ser consciente de los tips anteriores en tu día a día, las mentiras siguen haciendo parte de tu cotidianidad, mi recomendación es que busques apoyo de un terapeuta con el fin de eliminar esta conducta o minimizarla.

Una terapia cuya problemática principal es la mentira, funciona de la siguiente manera:

  1. Reconocimiento del problema, de dónde surge y posibles causas.
  2. Identificar el contexto, frecuencia con la que sucede y escenarios donde más se da.
  3. Definir qué situaciones hicieron que se diera esta problemática y qué otras hacen que se mantenga.
  4. Desarrollar estrategias a partir de la evaluación para aplicar diariamente e ir disminuyendo el hábito de la mentira.

¿Te gustaría iniciar este proceso? Puedes agendar una cita ingresando al siguiente link y empezaremos el tratamiento que más se adapte según tus particularidades como paciente.

Pide tu cita Aquí

Quiero cerrar este texto diciéndote que la mentira trae consigo un efecto bola de nieve que hace que una mentira pequeña vaya haciéndose cada vez más grande, y en ocasiones es tan grande, que se hace insostenible y de un momento a otro te ves inmiscuido en problemas realmente graves.

No permitas que esta bola de nieve crezca, reconoce que hay problema y empieza a trabajar en él, estoy segura de que serán muchos los inconvenientes que te evitarás a futuro y será enorme el bienestar que llegará a tu vida.