productividad

Importancia del descanso en el trabajo para ser más productivo

enterapia - julio 22, 2022

descanso en el trabajo
El afán del día a día que tienes en tu entorno laboral tiene como propósito principal cumplir con objetivos y tener todo bajo control, esto implica invertir tiempo extra, esfuerzo físico y mental que generan a largo plazo altos niveles de fatiga, estrés, bajo rendimiento, altera tu personalidad y puede llegar afectar tu autoestima. Cuando obligas a tu mente y a tu cuerpo a exponerse a largas horas laborales, ellos comienzan a dar respuestas, provocando problemas crónicos en la salud como dificultades cardiovasculares, fuertes dolores de cabeza, accidentes laborales y otro tipo de enfermedades, al tiempo que afecta la posibilidad de que tengas un buen ambiente laboral. En psicología, este tipo de situaciones son conocidas como síndrome de Burnout o “síndrome del trabajador quemado” que se caracteriza por el desgaste físico, mental y emocional que aumenta con el tiempo llegando a afectar fuertemente tu espacio laboral, haciendo que sufras una pérdida del interés por tus tareas cotidianas y comiences a desarrollar una actitud negativa con tu profesión, lo cual finalmente puede llegar a perjudicar tu vida social.

Lee más sobre Síndrome de Burnout aquí

¿Qué hacer para que tanto trabajo no afecte tu productividad?

Darle importancia al descanso y entender que no todo es trabajo, es el punto inicial sobre el cual deberías partir, pues solo siendo consciente de esto vas a evitarte grandes problemas a futuro, ya que de entrada tendrás claro que debes separar tu vida laboral de tu vida personal, y que todo debería estar en completo equilibrio. Dicho lo anterior, es importante que tengas en cuenta que tomar un buen descanso durante el tiempo laboral influye de manera positiva en tu rendimiento diario, permitiéndote ser más efectivo y creativo, mientras te motiva a seguir trabajando por obtener buenos resultados y mientras mantienes una buena salud mental. Como ya sabes es importante realizar pausas activas durante el tiempo laboral, ya que esto ayuda a refrescar tu mente, a no dejarte saturar por las tareas pendientes y a centrar tu atención en una dinámica diferente al trabajo que te ayudará a mantenerte en movimiento mientras cuidas tu salud. Ahora queremos compartirte una lista de los beneficios de las pausas activas para que te motives a hacerlas, ya sea que trabajes desde casa o desde una oficina en una empresa.
  • Previenen trastornos osteomusculares por las posturas prolongadas y los movimientos repetitivos.
  • Ayudan a disminuir los niveles de estrés y ansiedad.
  • Mejoran elasticidad, postura y coordinación.
  • Activan la circulación sanguínea, ayudando a disminuir la fatiga física y mental.
  • Incrementan la productividad laboral.
  • Fortalece el trabajo en equipo.
  • Permite recuperar energías
Ahora que identificas los beneficios y te has dado cuenta cómo algo tan sencillo como parar trae grandes beneficios a tu salud en general, es importante que empieces a incluir algunos ejercicios dentro de tu rutina diaria. Una buena idea será incorporar estas pausas a tu agenda diaria, definir los tiempos de descanso con antelación y así podrás mantener todo en orden.

¿Cada cuánto debes hacer los descansos?

Lo ideal es hacerlo todos los días, la mayoría de empresas tienen un tiempo estimado que es 10 minutos en la mañana y 10 minutos en la tarde, como puedes darte cuenta no es algo que vaya a impactar tu rutina diaria, son pequeños tiempos que hacen grandes diferencias.

¿Dónde y cómo hacerlo?

Debe hacerse es un espacio cómodo, preferiblemente lejos de tu lugar de trabajo para que puedas dispersarte un poco, así podrás alejarte un poco más de tus tareas y concentrarte en otras actividades que te ayuden a salir un poco de los pendientes del día. Los ejercicios pueden ser articulares, de estiramiento y fortalecimiento, equilibrio, coordinación, deslizamiento tendinoso, relajación y reposo visual. En plataformas como YouTube, puedes encontrar muchos ejercicios guiados que te pueden enseñar a hacer de una mejor manera este tipo de prácticas.

Un buen descanso aumenta la productividad

Muchas veces cometes el error de pensar que si trabajas los fines de semana tus resultados serán mejores y te sientes “productivo” al hacerlo, pero lamentablemente esto causa un gran daño a tu mente, cuerpo y a tus emociones. Analiza un poco situaciones anteriores donde has sentido que el trabajo no te rinde, que su desarrollo es mucho más lento, que nada fluye y que la creatividad se ha esfumado, es muy probable que también comiences a notar que aumenta la caída de tu cabello, volvió una alergia o ya no puedes más con esa migraña. Todo esto ocurre porque en el afán de ser “más productivo” al final terminas procrastinando sin conseguir el resultado que querías y causando graves consecuencias en tu salud tanto física como mental. Darte un buen descanso te permitirá enfocarte en otros aspectos de tu vida personal, dedicarte tiempo y hacer esas cosas que te gustan, como por ejemplo, darte un baño relajante, ver series todo el día, comer tu plato favorito, ir a ese pueblito que quieres conocer, compartir espacios con tus buenos amigos e ir a visitar a esos familiares que tanto quieres.

¿En qué te ayuda?

Los descansos en el trabajo, o las pausas activan, te generan algunos beneficios, entre los que se encuentran:
  • Distraerte y por un momento, dejar de pensar en el trabajo, permitiéndote que cuando regreses, estés más enfocado en lo que vas a hacer.
  • Disipar el estrés que te causan las tareas diarias y los problemas que se presentan durante el día.
  • Recargar energías para volver con la mente fresca y el cuerpo descansado a la rutina laboral.
Al sacar un espacio para un buen descanso, le estás permitiendo a tu mente que se despeje recibiendo el beneficio de aumentar la productividad al momento de volver a tus labores.

¿Cómo ser más productivo en el trabajo?

Al mezclarse la vida laboral con la personal sientes que el tiempo no te va a alcanzar y que necesitas días de 36 horas. Esto pasa porque posiblemente no tienes un orden lógico para desarrollar las tareas cotidianas y lo ideal es que estés enfocado al 100% para que al final del día sientas que fue una jornada productiva. El secreto de ser productivo es repartir el trabajo de forma correcta.

¿Cómo hacerlo?

  • Llega temprano a tu oficina o lugar de trabajo.
  • Prioriza las tareas, inicia tu día con las más difíciles y termina con las más sencillas.
  • Evita distraerte con el teléfono y las redes sociales.
  • Mide tu tiempo por tarea, lo ideal será establecer tiempos para cada tarea.
  • Concéntrate en una sola cosa, no trates de solucionarlo todo al tiempo.
  • Celebra tus resultados.
Y recuerda termina tu día laboral en la hora estipulada, de esta manera empezarás a disfrutar de otros placeres que te da la vida, como estar con tu familia, con tus amigos o dedicarte tiempo a ti mismo. Recuerda que si no logras mantener en equilibrio tu vida, es muy posible que todo empiece a colapsar y finalmente, este desorden afecte gravemente tu salud mental. Sin importar qué ande mal en tu vida, la psicoterapia es tu mejor aliada en el proceso de ser una mejor versión de ti. Pide tu cita de valoración y empieza a fortalecer tu mente para después fortalecer tu vida. Muchas de las respuestas que has estado buscando, de seguro, están dentro de ti.

Agenda tu cita con un psicólogo de Enterapia aquí

Deja tu comentario:

0