Slider

Causas y consecuencias de la violencia intrafamiliar

cuasas de la violencia intrafamiliar

Causas y consecuencias de la violencia intrafamiliar

Podemos considerar violencia intrafamiliar todo acto de violencia (sea física, verbal o psicológica) que se comete contra uno o varios miembros de la familia. En Colombia, la violencia al interior de las familias ha aumentado en un 40%, lo cual convierte este en un problema que debe ser tratado como prioridad debido a su presencia en un alto número de hogares.

La violencia intrafamiliar no surge por una sola causa, sino, más bien, debe considerarse como un problema multicausal, pues este surge o se desencadena a raíz del desbalance en una (o varias) de las siguientes esferas:

  • Social.
  • Individual.
  • Política.
  • Comunitaria.
  • Psicológica.
  • Comunicación.
  • Maltrato durante la niñez.

La suma de la insatisfacción o inconformidad en alguna de estas esferas, causa un efecto bola de nieve que puede desencadenar en violencia al interior de los hogares.

A lo anterior, también es común que se le sumen aspectos como: situación laboral inestable, carencia de educación por la necesidad temprana de trabajo, poca calidad de vida, entre otros. Motivos que hacen que la convivencia en casa sea más abrumadora y desequilibrada.  

¿Qué tipos de violencia intrafamiliar existen?

Equivocadamente piensas que el maltrato intrafamiliar hace referencia únicamente a los golpes, sin embargo, aunque no es muy conocido, existen 6 tipos de violencia que son importantes reconocer para evitar el riesgo de que se conviertan en un problema más grave y difícil de manejar.

  1. Abuso verbal: Las palabras suelen tener un impacto positivo o negativo en las personas, por eso, es común que estas sean utilizadas como maltrato, específicamente al momento de humillar, menospreciar o herir al otro miembro de la familia.
  2.  Abuso emocional o psicológico: En este aspecto se tiene en cuenta todo lo que relacionado con jerarquía de poder, y hace especial referencia a descalificar al otro porque tienes (o consideras que tienes) “mayor poder”. Esta es una forma de violencia donde se ejerce control a través del miedo, la degradación y la intimidación.
  3.   Aislamiento: Querer controlar cada aspecto de la vida de tu pareja, o de cualquier miembro de tu familia, como por ejemplo: convivencia con otros, actividades personales, uso del celular, salidas, etc, con el fin de generar desconexión por parte de la otra persona del mundo exterior y hacer que su atención se centre únicamente en ti.
  4.   Económico: Hacer sentir que por ser quien más aporta económicamente tienes el poder de manejar, controlar o manipular a los demás a tu antojo, este es el primer síntoma de este tipo de maltrato. Bajo la premisa “yo tengo dinero y tú no” te sientes respaldado de cada acción o decisión que tomas dentro de tu hogar.
  5.   Abuso sexual: Este es quizás (y lamentablemente) uno de los tipos de abuso más comunes, y hace referencia a conductas que atentan contra los derechos sexuales y reproductivos de tu pareja o de cualquier miembro de tu familia sin su consentimiento. Tocar, observar, obligar a alguien más a hacer lo que tú le pides para obtener placer, es abuso.
  6. Abuso físico: Finalizamos con el más reconocido, que se enfoca en conductas que maltratan a la persona de manera física, golpeándola, generalmente, porque no hace las cosas como quisieras que las realizara.

De los abusos anteriormente descritos, los más fáciles de detectar son el abuso sexual y el físico, claro está que esta detección depende en gran medida de los síntomas o cambios que vaya presentando la víctima mientras pasa por este proceso. Los demás tipos son más difíciles de identificar, ya que se centran en el miedo y el control.

En este punto es importante que sepas, que el maltrato hacia los hombres también ha aumentado, sin embargo el maltrato femenino siempre ha sido el tipo de maltrato principal, razón por la cual, la violencia de género se ve identificada con este tema, puesto que el hombre es por lo general quien maltrata.

¿Cuáles son las causas de la violencia intrafamiliar?

La violencia puede ser causada por diferentes factores, así que para hablar de un origen o una causa, es importante que tengas en cuenta algunas características propias de un agresor:

  • Características particulares del agresor: un agresor se caracteriza generalmente por la falta de control de sus impulsos, experiencias de infancia relacionadas con maltrato y baja autoestima. Estos factores generan el uso de la violencia en situaciones cotidianas o la normalización de conductas agresivas y nocivas.
  • Incapacidad para resolver conflictos de forma adecuada: un agresor o posible agresor reacciona de manera impulsiva y en ocasiones, incomprensible, frente a situaciones cotidianas aparentemente normales. Las reacciones están completamente ligadas a sus sentimientos, no hace un filtro de su reacción y simplemente hace lo que considera pertinente sin importar el daño que puede causar.
  • Actitudes socioculturales: en este punto convergen 2 aspectos principales, uno de ellos es la normalización de la violencia y del abuso, el otro es la aceptación social de que el hombre es quien tiene el control y por eso se le exime de cualquier culpa.

Haber hecho parte de relaciones sentimentales disfuncionales o tener un historial de conflicto dentro de tu familia, pueden ser posibles causas de violencia. En algunos casos te hacen maltratador,  en otros víctima, pues como estás acostumbrado a esta situación, las réplicas en cualquiera de tus relaciones.

¿Qué consecuencias puede tener la violencia intrafamiliar?

Las consecuencias que pueden derivarse de la violencia intrafamiliar, dependen de cómo te relacionas tú con el maltrato, ¿esto que quiere decir? Que el impacto de esta situación de conflicto no es asumida de la misma forma por todos los seres humanos, pues esta varía de acuerdo con determinadas habilidades sociales y culturales, como por ejemplo:

En los niños

En este punto hago especial énfasis en las secuencias emocionales, que se centran en: “me agredieron cuando era niño y por eso, uso la violencia para resolver conflictos”. Al ser la violencia el único medio para solucionar problemas que conoces, generas un déficit o pierdes la habilidad de buscar soluciones por medio del diálogo, asumes  que la única solución es golpear.

Cuando hay violencia intrafamiliar a nivel físico puede producirse:

  • Retraso en el crecimiento.
  • Problemas de sueño.
  • Falta de alimentación.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Dolores y molestias en el cuerpo.
  • Baja autoestima.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Déficit en habilidades sociales.
  • Retrasos en las habilidades verbales.
  • Agresividad.
  • Conductas con tendencia a la destrucción.

El maltrato a un niño es, de seguro, el detonante de problemas de un adulto a futuro. Es sencillo golpear un niño o someterlo a cualquier tipo de abuso, sin embargo, hacer que éste recupere la confianza en sí mismo y sane las heridas mentales que se producen, es un camino difícil de recorrer.

En la pareja (mujeres y hombres)

El maltrato al interior de las parejas, es uno de los más comunes y, es también uno de los que mayores secuelas deja a la víctima. Generalmente vemos nuestro hogar como un sinónimo de seguridad y protección, cuando esta tranquilidad que aspiras tener se ve derrumbada por maltratos y abusos a nivel físico como: lesiones, moretones, cicatrices (hematomas, quemaduras), hace que a nivel psicológico se produzcan heridas mucho más graves como:

  • Depresión profunda.
  • Ansiedad.
  • Baja autoestima.
  • Trastorno de estrés postraumático.
  • Consumo de sustancias alcohólicas o alucinógenas.
  • Culpabilidad.
  • Sentimientos negativos repetitivos.
  • Disfunción sexual (vaginismo, falta de lubricación o disfunción eréctil en hombres).
  • Aislamiento de su contexto por miedo a las personas que lo rodean.

El maltrato suele ser uno de los detonantes principales de suicidio, tanto en niños como en adultos. Al salirse la situación de tu control y no ver salida a tu realidad, tomas la decisión de quitarte la vida queriendo así liberarte del sufrimiento por el que estás pasando.

¿Qué debes hacer si estás sufriendo violencia intrafamiliar?

Esta es quizás una de las partes más importantes de todo el texto que acabo de compartirte, porque en Colombia, la agresión se ha normalizado tanto en los últimos años, que es común que las personas la confundan (o lo que es peor, la justifiquen) diciendo que es amor. Por eso, si logras detectar que tú o alguien cercano a ti está siendo víctima de violencia intrafamiliar, es importante que:

  • Identifiques que estas acciones no tienen nada que ver con amor, por el contrario, son un signo evidente de odio, tristeza y dolor.
  • Guardes todos tus documentos legales en un sitio seguro, de tal forma que puedas encontrarlos fácilmente en caso de recurrir nuevamente a las autoridades competentes.
  • Ten en cuenta que si perdonaste la primera vez y vuelves a ser víctima de golpes o abusos, acudas a la autoridad para que pueda protegerte.
  • Desde tu celular, guarda toda la evidencia que puedas, así podrás demostrar con pruebas (morados, agresiones verbales o físicas)  la situación por la que estás pasando.
  • Ármate de valor para ejecutar la denuncia, si no lo haces, no hay otras formas de abordar el problema.
  • Aléjate de ahí, recuerda siempre que quieras regresar que ese no es un lugar seguro para ti, que una oportunidad más puede dejar como resultado problemas mucho más graves.

Hay un punto que quise dejar para el final y es, en caso de abuso sexual es importante que acudas de inmediato al servicio médico de urgencias en el mismo estado que te encuentres después de la agresión, al hacerlo de esta manera, podrán extraerte todos los elementos probatorios que necesitas para poder iniciar un proceso penal. No te bañes, no te cambies la ropa, no trates de limpiarte, un paso en falso puede estropear todo el proceso.

¿Un terapeuta puede ayudar en uno de estos casos?

La respuesta más clara y contundente que puedo darte es SÍ, como terapeutas podemos intervenir de acuerdo a la disposición de la víctima, una terapia ayudará a que esta entienda la situación, la deje en el pasado y entienda que es algo que no puede cambiar.

Un psicólogo te ayudará a encontrar herramientas que te permitan avanzar y quitar los sentimientos de culpa por medio de un pronóstico que realizamos a todas aquellas personas que han sufrido de abuso.

Para finalizar, quisiera que te quedaras con dos grandes conclusiones: la primera, no sientas vergüenza de haber sido maltratado, golpeado o abusado, no es tu culpa haber tenido que enfrentarte a esa situación, recuerda siempre que no eres la única víctima, que hay más y que es posible salir adelante.

La segunda conclusión, es que después de reconocer tu realidad, busques ayuda para que evites que este tipo de conductas se vuelvan repetitivas en ti, estoy segura de que no quieres que el abuso del que fuiste víctima sea tu excusa para tus comportamientos negativos a futuro.

(Visitado 19.395 veces, 6.981 visitado hoy)

¿Eres psicólogo/a?

Suscríbete para trabajar con nosotros

2 Comentarios

  1. Yo sabía
    Debe existir una ley que proteja a las personas que sufren de depresión pues los toman de menos y te abusan
    Mi caso por ejemplo quiero exponer

Deja tu comentario:

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Obtén un 40% off en tu primera sesión

Si quieres que te contactemos para ampliar la información acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los procesos por favor diligencia el siguiente formulario
Si quieres que te contactemos para ampliar la información
acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los
procesos por favor diligencia el siguiente formulario



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.