Slider

¿Qué es la felicidad y cómo encontrarla?

que es la felicidad

Hablemos un poco sobre la felicidad, un término que ha cobrado gran relevancia en los últimos años y que se ha convertido en el propósito de vida de muchas personas, entre ellas, seguramente estás tú.

Empezaré entonces por decirte que la felicidad es un término subjetivo que, abordado desde la parte clínica, se define como la percepción que tienes frente a tu vida. Esto quiere decir que la felicidad se origina de lo que buscas en el exterior, por ejemplo:

  • Un trabajo en el que sientas que tu talento es tenido en cuenta.
  • Una relación de pareja donde hay entendimiento y comprensión.
  • Realizar el viaje que algún día soñaste.

 

“La causa principal de que los seres humanos estemos neuróticos es creer que la felicidad está en el exterior. El principal activo de la felicidad está en nuestro interior, no en la realidad externa. Y no darse cuenta de ello es el germen de la debilidad emocional” Rafael Santandreu del libro Ser feliz en Alaska. Lo anterior demuestra que la felicidad no tiene el mismo significado para todas las personas, pues lo que para una es la plenitud, para otra podría no serlo, esto quiere decir entonces que es un pensamiento personal y subjetivo, adicional a lo anterior, podrías también reconocerlo como un estado emocional o mental ligado a al cumplimiento de tus expectativas con la vida y contigo mismo.

 

¿Debes preocuparte si no te sientes feliz?

Esta es quizás una de las preguntas con las que debes lidiar a diario , y la respuesta es no. O bueno, no necesariamente. Esto se debe a que la felicidad (o la sensación que esta genera) no es un estado permanente, pues su aparición se debe principalmente a determinadas situaciones que vives en tu día a día y que te generan satisfacción y alegría.

Si estás en medio de una situación alarmante, no vas a sentir felicidad, y esto no debería causarte preocupación, porque al tener emociones, es normal que cada una de ellas tenga protagonismo en diferentes momentos de la vida y en diferentes escenarios de la misma.

¿Qué sí debería preocuparte? Lo que debería encender todas tus alarmas es empezar a ver todo desde el negativismo, permanecer con una sensación negativa a pesar de las cosas maravillosas que suceden frente a ti. Lo ideal es tener un equilibrio y entender que no todos los momentos de tu vida son de felicidad o de infelicidad, que ambas emociones son (o deberían ser) pasajeras.

 

¿Necesitas otras personas para ser feliz?

Definitivamente no, la felicidad es un sentimiento que únicamente depende de ti, si necesitas a alguien más para sentir felicidad entraríamos a hablar de dependencia emocional, culturalmente nos han enseñado que para ser felices debemos estar con alguien (una creencia de occidente), pero no se nos enseña a estar solos, muchas personas le temen a la soledad ¿por qué le tenemos miedo a estar con nosotros mismos?

Hay algo que debes tener en cuenta, y es que si basas tu felicidad en que alguien más esté a tu lado, tu vida va a girar en torno a esa persona, y esto va a hacer que dejes a un lado tus propios gustos, llegando al punto de sentir que la felicidad se acaba cuando esta persona se va de tu lado o cuando esa relación sencillamente ya no va más.

Ahora de seguro te estarás preguntando qué puedes hacer para ser más feliz, y esa respuesta te la daré a continuación:

  • No bases tu felicidad en factores externos ni idealices las cosas que no puedes conseguir, esto solo va a generarte frustración al no poderlas cumplir.
  • Tus emociones no deben depender de cómo se mueve el mundo por fuera, sino de cómo sientes el mundo desde adentro.
  • La felicidad y la tranquilidad van de la mano, para ser feliz debes empezar a concebir el mundo con tranquilidad y calma, viviendo siempre de adentro hacia fuera, siendo más consciente de lo que sientes en realidad.
  • En el momento que reconoces que lo que sucede afuera de ti, se sale de tu control empiezas a sentir más calma con respecto a ti mismos.
  • Debes reconocer que tienes la capacidad de controlar tus emociones y percepciones con respecto al mundo. Recuerda que el mundo (esto incluye a otros) no va a cambiar porque lo desees, eres tú quien tiene la capacidad del cambio y la transformación.
  • Es importante que alimentes tu espiritualidad, aprender a tener espacios contigo mismo que te generen calma.

 

Estos consejos, de seguro van a hacer que vivas con más plenitud, van a permitir que tu vida, tus logros, tus fracasos y todo lo que día a día sucede, sea un motivo de disfrute, que te permita alcanzar momentos de felicidad que te den la fuerza para seguir viviendo y luchando por tus sueños.

 

¿Qué emociones pueden afectar tu sentimiento de felicidad?

Lo primero que debes saber es que las emociones son neutrales, no hay emociones buenas o malas. Por ejemplo, la ansiedad puede causarte felicidad, piénsalo desde el punto de vista de un viaje. Llevas esperando un viaje por mucho tiempo, antes de hacerlo, seguramente te vas a sentir ansioso, esa ansiedad antes del viaje es positiva porque te genera ilusión, ¿cuándo no es positiva y pasa a ser negativa? Cuando todo el tiempo percibes el peligro, cuando te sientes amenazado en todos los espacios que estás conociendo.

Lo anterior me permite entonces contarte que la felicidad aparece dependiendo del contexto en el que te encuentres, si estás en una fiesta, lo más probable es que vas a sentirte feliz, si estás en un funeral, el sentimiento no será de felicidad, sino de tristeza o de preocupación.

Todo esto para contarte que las emociones no afectan tu sentimiento de felicidad, recuerda que esta es subjetiva y que aparece en momentos determinados donde te sientes pleno y realizado. En este orden de ideas, también aparece la extrema euforia o la extrema felicidad, que en esta medida exagerada, puede ocasionarte grandes problemas y deberías considerarla como un motivo de consulta con terapeuta.

 

Agenda tu cita ahora con un terapeuta
Y llena tu vida de plenitud y felicidad

 

Cuando la felicidad llega en exceso y te genera un malestar que no puedes controlar, o cuando la emoción te está generando problemas con otros, lo ideal es buscar ayuda para evitar una crisis que deteriore tu vida y te haga pasar por malos días.

Ten siempre presente que estar feliz es un estado transitorio, el cual debes disfrutar y agradecer, porque seguro estará cargado de momentos que te hacen sentir orgulloso de ti mismo y de los logros que alcanzas. 

No está mal estar mal, al contrario, es importante reconocerte en tus malos momentos para así mismo identificar qué es eso que te afecta y aprender a manejarlo. No se trata de no sufrir, sino de aprender a vivir y manejar el sufrimiento, no es algo que podamos evitar. La felicidad está en aprender a seguir adelante aprendiendo de nosotros mismos. 

(Visitado 144 veces, 4 visitado hoy)

¿Eres psicólogo/a?

Suscríbete para trabajar con nosotros

0 Comentarios

Deja tu comentario:

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Si quieres que te contactemos para ampliar la información acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los procesos por favor diligencia el siguiente formulario
Si quieres que te contactemos para ampliar la información
acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los
procesos por favor diligencia el siguiente formulario



Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.