depresion

¿Cómo enfrentar la muerte de un ser querido?

Dra Diana Poveda - septiembre 17, 2020

muerte

¿Cómo enfrentar la muerte de un ser querido?

Hay una idea con la que quiero iniciar, y de seguro finalizar, este texto el día de hoy: la muerte no llega con la vejez, la muerte llega con la vida. Hablar de la muerte genera miedo, tristeza y dolor, pues aunque es un proceso natural su comprensión está ligada a la historia, a la cultura y a la religión, lo cual hace que su significado no sea único sino variable dependiendo de cada persona.

Como dato curioso, la muerte en la antigüedad se solía asociar con temas del demonio, sin embargo, si lo vemos desde un punto religioso, cada una de las diferentes religiones la asume desde puntos como:

  • Trascender para el hinduismo.

  • Unificar las almas con el Mesías en el judaísmo.

  • Estar con Jesús para los evangélicos.

Por ello, es importante para mí mencionarte que entender la muerte tiene mucho (o todo) que ver con las experiencias previas que has tenido con la misma. Las personas en general pasamos entre 15 y 20 veces por procesos de duelo en nuestra vida, los cuales inician cuando tenemos muy corta edad.

Para asimilar la muerte mientras eres adulto, es necesario que al ser niño entiendas que morir no es reemplazar (por ejemplo comprarte una mascota nueva cuando la que tenías muere), pues cuando te planteas esta idea de la muerte, te será mucho más difícil asumir la realidad cuando creces.

 

Tips para sobrellevar la pérdida de un ser querido

No hay un tutorial o una guía paso a paso que te diga lo que debes hacer cuando alguien que amas muere, sin embargo, si puedo compartirte algunos consejos que te ayudarán a aceptar esta ausencia y continuar con tu vida:

  1. Date el tiempo que necesitas para llevar el duelo, no puedo hablarte de una duración estratégica, sin embargo es importarte darte el tiempo de vivir y asimilar lo que está sucediendo.

  2. Reconoce la pérdida, entiende que esa persona ya no está.

  3. Reconoce el dolor y no te quites la oportunidad de sentirlo.

  4. Acepta la realidad de la pérdida, muchas veces entras en una fase de negación que lo único que impide es que haya superación.

  5. Habla sobre tu pérdida, permítete a ti mismo entender la situación.

  6. Libera emociones y sentimientos, expresa el dolor y malestar que tienes por la ausencia.

  7. Retoma tu vida, sigue con tu rutina: vuelve al trabajo, sal con amigos.

  8. Confronta tu realidad y empieza a hacer las mismas actividades que hacías con esa persona que ya no está.

Sí, sé que es un proceso duro y difícil y que cada tip es más complicado que el anterior, sin embargo, acostarte en tu cama y llorar días y semanas enteras no hará que tu realidad cambie. Tienes dos opciones: entender lo que sucedió y seguir, o lamentarte por siempre y llorar por lo sucedido, ¿qué eliges?.

Un duelo puede afectarte psicológicamente, pues con él experimentas situaciones similares a la depresión y a la ansiedad, y esto se manifiesta en aspectos como:

  • Sensitivo: tiene que ver con la tristeza, la negación, los sentimientos de culpa por muertes repentinas; suicidios o peleas anteriores; la rabia, el odio, los cambios de humor, los apegos y el miedo.

  • Físico: puedes pasar por etapas donde te falta el apetito, escuchas voces, hay fatiga y cansancio en extremo, tienes molestias estomacales y alteraciones del sueño.

  • Cognitivo: falta de concentración para realizar tus actividades diarias o retomar tu trabajo, te sientes desmotivado y sin ganas de seguir adelante con tu vida.

  • Conductual: evitas el contacto, abandonas relaciones sociales, buscas al fallecido en todos los lugares pues te niegas a aceptar su pérdida.

 

¿Es normal sentir cualquiera de estos efectos? ¿Deberías alarmarte?

Es completamente normal porque debes entender este momento de tu vida como un proceso de cambio donde todo se está moviendo y tú debes tener la capacidad de adaptarte. Sin embargo, si los síntomas se mantienen o son cada vez más intensos, si deberías alarmarte y más aún si esas sensaciones vienen acompañados de:

  • Pensar que deberías morir.

  • Querer acompañar a quien ha fallecido.

  • Llanto frecuente.

  • Pensamientos suicidas.

En estos casos donde se presentan signos de alarma, es importante consultar un terapeuta. Sin embargo, el acompañamiento de un especialista también deberías verlo como un tema preventivo, por eso, si es una enfermedad, desde el diagnóstico es importante buscar acompañamiento que te ayude a entender el proceso.

La muerte es un tema difícil de tratar y difícil de entender, por eso es importante que no dudes en buscar ayuda que te facilite el camino y te permita recuperar tu vida más fácilmente.

Deja tu comentario:

0