bienestar

Tipos de motivación

enterapia - septiembre 12, 2022

motivación
Te has preguntado ¿qué es eso que te mantiene despierto toda la noche para poder entregar un proyecto?, o ¿qué te da ese impulso de seguir ejercitándote cuando sientes que no puedes más? Y ¿de dónde sale la fuerza de seguir estudiando para el examen que tienes al día siguiente? Todo eso se resume en que la motivación es el motor de tus actos, lo que te da fuerzas para seguir adelante y te lleva a alcanzar tus logros. Desde la psicología identificamos diferentes tipos de motivación que desarrollan las personas y hoy vamos a hablarte sobre ellas. ¡Comencemos!

¿Qué es la motivación?

Empecemos definiendo a la motivación como un conjunto de procesos neurológicos que se activan con diferentes estímulos logrando la producción de distintas hormonas y transmisores, estás te mantienen activado, generando esa chispa de energía que te impulsa, te da fuerza, te mueve, te orienta y te mantiene enfocado para alcanzar los objetivos que te has propuesto durante toda la vida. Ya teniendo claro qué es la motivación vamos a entrar en materia.

¿Cuáles son los principales tipos de motivación?

La motivación de cada persona depende de la importancia que le de a lo que está realizando, así recibe el impulso y la fuerza para cumplir la actividad que deseas. Existen diferentes tipos de motivación, y estos a su vez, aparecen dependiendo de la necesidad que estás experimentando en determinado momento. A continuación encontrarás, primero, el problema o situación que puede surgir, y posteriormente el tipo de motivación que puede presentarse: 1. Factor motivador: se trata de entender si lo que te motiva está dentro o fuera de ti, en esta categoría encontramos la motivación extrínseca e intrínseca.
  • Motivación extrínseca: es la energía que te impulsa a conseguir algo que no está dentro de ti, como tener un reconocimiento ante los demás u obtener cosas materiales, ejemplo, dinero.
  • Motivación intrínseca: acá hablamos de la energía que se encuentra dentro de ti, la que te impulsa a sentirte realizado y a gusto con lo que eres.
2. Desenlace de la actividad: se refiere a la carga emocional relacionada con la motivación, en esta categoría encuentras dos tipos de motivación.
  • Motivación positiva: es el impulso que te lleva a conseguir los objetivos concretos que te propones, ejemplo, estudiar para el examen o conseguir el empleo que tanto quieres.
  • Motivación negativa: es la que te lleva a hacer algo solo por cumplir y evitar emociones no tan positivas como frustración contigo mismo, castigos, entre otras.
3. Relación con los demás: se refiera a la autoestima y el autoconcepto
  • Motivación centrada en el ego: es la fuerza que te lleva a compararte de determinada manera con el otro, a sentirte presionado para destacarte o al menos llegar a un nivel de igualdad con los demás.
  • Centrada en la tarea: al contrario de la anterior, este tipo de motivación te impulsa a autoanalizarte y descubrir qué es lo que realmente quieres y necesitas.4. Origen de la necesidad: habla de la frecuencia e intensidad de aquello que te lleva a la acción.
  • Motivación primaria: en este punto se encuentran las necesidades fisiológicas, como dormir, comer y beber agua.
  • Motivación secundaria: hablamos sobre ese motor que te impulsa a tener sueños, aspiraciones, un bienestar físico y emocional como tener amigos, un hogar, un empleo, seguridad, confianza, familia, amor, respeto, entre otras. Ahora que conoces los principales tipos de motivación, seguro te das cuenta del por qué de algunos de tus comportamientos al sentir ese deseo de lograr algo ya sea interno o externo, de dónde surgen los impulsos que te incitan a hacerlos realidad y a cumplir con las metas que te has propuesto. Si no encuentras una motivación real, lee con atención lo siguiente.

Tips para sentirte motivado

Existen algunos consejos que te van a ayudar a sentirte más motivado con lo que haces a diario, para hacerlo, es importante que seas honesto contigo mismo y respondas a los siguientes asuntos:
  • Descubre tus verdaderas pasiones.
  • Inspírate en las cosas pequeñas de cada día. Escucha consejos y quédate con los buenos.
  • Realiza una lista de las cosas que te dan motivos para continuar.
  • Acepta los momentos de bajón y déjalos pasar.
Estas son unas pequeñas ideas para no perder tu motivación, puede haber muchas más con las que te sientas a gusto, lo importante es conservar esa energía para alcanzar la metas que te propones. Y ¿tú cómo te motivas? Si en algún momento sientes que no hay nada que te anime para sentirte motivado o te dé fuerza para seguir adelante, recuerda que en Enterapia te escuchamos y te guiamos para que recuperes la energía de alcanzar tus sueños.

Conoce más sobre nuestros planes de psicoterapia en línea aquí

Deja tu comentario:

0