bienestar

¿Cómo aprender del fracaso para salir adelante?

enterapia - julio 18, 2022

aprender del fracaso
Fracasar es uno de los mayores miedos con el que te cruzas a lo largo de tu vida, este temor está presente en prácticamente todas las cosas que haces y en las decisiones que debes tomar a diario. Te han educado para evitar el fracaso a toda costa, porque no se ve en él nada positivo y, por el contrario, demuestra que te has equivocado y que nada de lo que decidiste hacer era lo correcto. Pero ¿es esto completamente cierto? ¿Es el fracaso una gran pérdida de tiempo y no aporta nada en tu vida? Vamos a desmitificar el concepto que tienes sobre el fracaso, con el fin de que cuando te enfrentes a él, tengas los ojos bien abiertos para aprovechar su aparición, así que lee con detenimiento.

1. Aprendes a elegir mejor tu camino.

Cuando te equivocas aprendes a abrir mucho más los ojos y a pensar en el siguiente paso con mayor precaución, no evitando equivocarte, sino procurando ser lo más certero posible en las decisiones que tomas. Ya no actúas tanto por impulso, aprendes a respirar antes de decidir y a pensar antes de hablar, sabes que es tu camino y que de los tropiezos que des, surgirán los mejores aprendizajes.

2. Te vuelves más precavido.

Todo plan A necesita un plan B, después de haber fracasado no pensarás que existe solo una forma de hacer las cosas, diseñarás diferentes rutas para llegar a tu mismo objetivo, pues sabes que te enfrentarás a obstáculos desconocidos, que algunos podrás vencerlos y que otros deberás ignorarlos para poder avanzar, entonces aprendes a pensar en todo antes de que suceda.

3. No cometerás el mismo error dos veces.

La ventaja de fracasar es que sabrás muy bien qué fue lo que hizo que se diera este momento, y esto, muy posiblemente hará que no vuelvas a cometer el mismo error. Ya sabes qué no debes hacer, qué debes evitar y por dónde no debes ir, entonces esto te ahorrará mucho tiempo y muchos recursos en tu próxima aventura.

4. Es una oportunidad de crecimiento.

Si fracasas, evita pensar: “¿por qué a mí?” y mejor piensa: ¿para qué a mí?”, te aseguramos que esta sola pregunta te va a ir arrojando grandes enseñanzas, te empezará a mostrar los aprendizajes que dejó este impasse y te hará recuperar las fuerzas para salir adelante. Porque recuerda, lo importante no es la caída, sino la fuerza con la que te levantas, y sí, esa fuerza te la darás a ti mismo, nadie podrá hacerlo por ti.

5. Empiezas a perder el miedo a equivocarte.

Si antes de fracasar te daba miedo equivocarte, ahora le perderás el miedo, sabrás que es mejor intentarlo y errar, que quedarte quieto y en silencio sin saber qué es lo que podría pasar. Ten siempre presente que desde que tus acciones no hagan daño a nadie ni te hagan daño a ti, todo es válido, la vida está hecha para aventurarse y alcanzar sueños, el fracaso es solo es un escalón que pronto quedará en el pasado. El fracaso es inherente a la vida, es decir que hace parte de ella, por eso, está en tus manos verlo como un gran maestro o como un villano, ya que conoces cuáles son sus aportes ¿lo volverías a ver como tu peor enemigo?

Deja tu comentario:

0