Blog Enterapia

Artículos de interés sobre psicoterapia

Slider

Razones por las que deberías perder el miedo a la presión social

Razones por las que deberías perder el miedo a la presión social

La presión social hace referencia a la presión que ejercen otros (pueden ser familia, amigos o particulares) sobre ti con el objetivo de que cambies determinadas actitudes, valores, comportamientos, pensamientos, etc.

En la mayoría de los casos, la presión social es un problema que puede causar consecuencias en el comportamiento y en la personalidad, lo cual nos hace decirte hoy que debes actuar siguiendo tus propósitos y que no debes hacer nada que te genere incomodidad contigo mismo.

Por eso, y con el fin de que puedas conocer más sobre este tema, queremos contarte cuáles son las causas o los motivos por los cuales puedes ceder ante la presión social:

Baja autoestima

Cuando no confías en ti mismo y en tus capacidades, es mucho más sencillo que te dejes influenciar de personas que crees que tienen mucho más control sobre su vida y sus decisiones, creyendo siempre que la vida que ellos te muestran es mucho mejor que la que puedes vivir cuando simplemente eres tú mismo.

Querer agradar a alguien

Los cambios muchas veces se generan únicamente con el propósito de llamar la atención de alguien más, no ves los límites que puedes cruzar, pues tu único objetivo es estar cerca de esta persona y demostrarle que tienes todo lo que él (o ella) necesita para sentirse feliz.

Querer pertenecer a un grupo

Hay grupos en el colegio, en la universidad, en el trabajo y en el día a día que ves y de inmediato quieres pertenecer, desconoces las razones que te hacen sentir ese impulso, pero lo sientes. En este caso, muchas personas suelen estar dispuestas a todo con tal de pertenecer, no importa qué tanto deban cambiar, lo más importante es estar ahí.

Llevar la contraria

Este es quizás uno de los puntos a los que mayor atención debes poner y se presenta, más constantemente, durante la adolescencia, pues en muchas ocasiones con la única meta de fastidiar a los padres, el adolescente hace cosas que no debería y que pueden ponerlo en riesgo sin que él mismo se dé cuenta.

Como te hemos explicado, la presión social se evidencia en la incapacidad para mantener tu criterio ante la presión de otras personas. Es cierto que en ocasiones puedes seguir consejos y considerar un comportamiento sugerido, pero cuando cedes frecuentemente debes estar atento, pues muy posiblemente hay un problema de fondo.

Ahora de seguro quieres saber por qué deberías perder el miedo a la presión social y cuáles son esos beneficios que obtendrías al hacerlo, así que lee con atención

1-   Serás fiel a ti mismo

Y no hay una mejor sensación que ser tú sin pretender agradar a alguien más. Cuando eres fiel a ti mismo, vives bajo tus propios estándares, sin hacerle daño a nadie y sin hacerte daño a ti, porque sabes que en tu vida lo más importante es estar alineado con tus propósitos.

2-   Siempre habrá alguien que se identifique contigo

Uno de los miedos de la presión social suele ser la soledad, pero tranquilo, te aseguramos que en el camino vas a encontrar alguien con quien te identifiques y ahí tendrán mucho más sentido las decisiones que has tomado hasta este momento.

3-   Vencerás las creencias limitantes

Los “no puedo” o los “no podrás hacerlo sin mí”, desaparecen cuando aprendes a confiar en ti y cuando pones en silencio todos esos comentarios que surgen a tu alrededor. Recuerda que decirle no a los otros es el primer paso para darte un sí a ti mismo que te lleve hasta la meta donde quieres llegar.

4-   Refuerzas tu criterio propio

Si algo tiene la presión social, es que hace que tu forma de pensar desaparezca e impide que puedas dar tus puntos de vista con libertad, perderle miedo a lo que los demás digan u opinen forja tu personalidad y hace que tu manera de pensar sea cada vez más fuerte.

Existen estrategias que pueden ayudarte para superar las inseguridades y otras causas que te exponen a ceder frente a la presión social. Entre ellas encuentras:

  • Aprende a decir no.
  • Evita pensamientos negativos.
  • Trabaja en frases que te motiven.

Para aplicar estas estrategias necesitarás la asesoría de un psicólogo a través de sesiones de terapia. Por eso, nuestra invitación a que busques la ayuda de un especialista que pueda ofrecerte orientación a distancia y un servicio profesional de gran nivel para el fortalecimiento de tu carácter y personalidad.

Puedes agendar tu cita ahora mismo con uno de nuestros especialistas y dejar a un lado la presión social para darle cabida a tu propia manera de pensar. 

Agenda tu cita aquí

0 Comentarios

Deja tu comentario:

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>