autoestima

¿Por qué es importante conocerte a ti mismo?

enterapia - abril 27, 2022

conocerte a ti mismo
De seguro, muchas veces te has encontrado con la frase “deberías conocerte a ti mismo”, como referencia a que esta sería la solución a problemas por los que posiblemente puedas estar pasando. Sin embargo, no es mucha la información que tienes a tu alcance sobre los beneficios que conocerte a ti mismo pueden traer a tu vida. Por eso, antes que nada, es un paso aparentemente fácil de dar, pero que realmente puede complicarse en el camino. En este proceso de autoconocimiento vas a confrontar comportamientos y pensamientos tuyos con los que no vas a estar de acuerdo y vas a tener que tomar la decisión de cambiarlos con esfuerzo o aprender a convivir con ellos. Con este concepto de conocerte a ti mismo, sucede algo similar que con la definición de amor propio, pues no se trata únicamente de aceptarte tal y como eres, sino de tener la capacidad de estar contigo en esos momentos de angustia, de cuidarte y de protegerte, de saber cuándo es necesario cambiar por tu propio bien y de comprender que eres un ser humano cambiante, por lo cual, lo que sientes y piensas hoy, no debe ser algo que como sea debes mantener en el tiempo, tienes derecho a cambiar de opinión.

¿Qué implica conocerte a ti mismo?

Una vez comprendido que no es un asunto sencillo y que posiblemente vas a necesitar ayuda de un tercero que te haga interiorizar todo lo que ser tú implica (Te invitamos a leer: ¿Qué es la psicoterapia?), es momento de comprender cuáles son esos beneficios que hacen que sea valioso e importante iniciar un camino de autoconocimiento. Ten siempre presente que, como todo lo que apenas vas a empezar a hacer, requerirás de un proceso y mucha constancia, todo para que verdaderamente puedas encontrar la paz contigo mismo y puedas mantener tu esencia sin importar a donde vayas. Así, que entre los principales beneficios que tendrás, se encuentran:

1. Aprender a reconocer tus emociones.

Decirte a ti mismo que estás triste, enojado, ansioso o estresado es un ejercicio realmente liberador, pues va a permitirte tener mayor control de la situación a la cual te enfrentas. Este ejercicio aparentemente tan sencillo, en realidad no es tan fácil como crees, pues muchas veces niegas tus emociones diciendo que no puedes sentirte así o simplemente pasas por encima de ellas y tomas decisiones sin pensar en las consecuencias. Cuando te conoces a ti mismo, lo primero que cambia es la forma en la que ves, interiorizas y exteriorizas tus emociones, aprendes a no decidir cuando una de ellas se encuentre presente y sabes que respirar y contar hasta 10 marca la diferencia y te ayuda a calmar tu mente y a no actuar por impulsos.

2. Identificar tus puntos débiles y tus fortalezas.

Muchas veces confías en exceso de tus capacidades y asumes más tareas de las que deberías, o todo lo contrario, desconfías en exceso de lo que sabes y no te permites a ti mismo ponerte a prueba y demostrarte todo de lo que eres capaz. Ambos extremos son malos, en el primero puedes llegar a asumir que no necesitas de nadie más y sobrecargarte de tareas, en el segundo pierdes confianza en ti y te sentirás inconforme y frustrado por lo que has dejado de hacer. El autoconocimiento te permite mantenerte en equilibrio en este aspecto, sabes que no puedes ser bueno para todos y que debes buscar ayuda de ser necesario, al tiempo que identificas en qué eres realmente bueno para poder aplicarlo con seguridad y determinación.

3. Conocer tus límites.

Los límites deben hacer parte crucial de tu vida, sin ellos no vas a saber cuánto es lo máximo que puedes dar y qué es aquello que realmente no soportarías por nada del mundo, pues atenta contra lo que eres y contra los principios y valores que te hacen ser humano. Los límites son aplicables a todas las esferas de tu vida y a todas las relaciones interpersonales que tendrás durante toda tu existencia, sin embargo, también son muy valiosos en la relación que tienes contigo mismo, pues también te ayudará a mantenerte en equilibrio, a saber qué tan fuerte estás siendo contigo y a exigirte cuando sientes que no tienes fuerza para seguir avanzando.

4. Ser coherente con lo que dices y lo que piensas.

¿Eres de los que predica pero no aplica? Pues bien, este punto quizás haga que te des cuenta de los posibles errores en los que estás incurriendo. Lo primero que debes saber es que está bien cambiar de opinión, de posturas, de ideologías, de metas o de propósitos, no es un delito querer ser una mejor persona todos los días y los cambios positivos siempre deberán ser bienvenidos. Sin embargo, el autoconocimiento te ayudará a hacer que esos ideales que tienes realmente se vean reflejados en lo que haces a diario con tu vida, en las decisiones que tomas y en la relación que tienes con quienes te rodean. Ahora que sabes por qué es valioso conocerte a ti mismo, es importante que empieces a poner en práctica lo que te hemos enseñado, una forma de iniciar es por medio de la consciencia, ser consciente de tus decisiones y de los cambios que quieres dar en tu vida es crucial si quieres tener un conocimiento completo sobre lo que eres. Otra ayuda que puede serte de gran utilidad, es la psicoterapia, si leíste el texto que te recomendamos unos párrafos atrás, te podrás haber dado cuenta que esta es de gran ayuda para equilibrar tu vida y para mejorar la relación que tienes contigo mismo, así que esta siempre será una decisión muy acertada, y te aseguramos que te traerá grandes beneficios.

Agenda tu cita ahora con un psicoterapeuta de Enterapia y empieza a trabajar en la relación que tienes contigo mismo

Deja tu comentario:

0