Blog Enterapia

Artículos de interés sobre psicoterapia

Slider

¿Cómo mejorar nuestra autoestima?

¿Cómo mejorar nuestra autoestima?

– Escrito por Camilo Arbeláez, psicólogo clínico, Magister en Psicología Clínica.

Imagina por un momento que todos los días desde que te levantas hasta que te duermes, tienes una cámara que está observando todo lo que haces, dices, piensas y lo juzga desde las experiencias que has vivido en la vida. Suena raro, pero no se aleja mucho de la realidad que vivimos todos, teniendo en cuenta que así funciona nuestro concepto propio, siendo nuestra mente esa cámara que nos observa permanentemente y nos juzga. En algunos momentos estos juicios son compasivos o positivos; sin embargo, la mayor parte del tiempo son crueles o destructivos. Lo complicado es que está fuera de nuestro control exigirle a nuestra mente que no nos juzgue de esta manera, ya que es algo que ocurre automáticamente en nuestra cabeza. Entonces si nuestro autoconcepto parte de lo que nuestra mente nos dice, puede que en muchos momentos en los que los resultados de algo que hacemos no son los que esperábamos, nuestros comportamientos hacia nosotros mismos sean de poca estima, demostrándonos poco valor. 

La psicóloga clínica Paula Marín Fernández, en el portal Psicología y Mente, define la autoestima como el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos. Es la evaluación que realizamos basándonos en nuestras experiencias. Kendra Cherry, por otro lado, manifiesta que en psicología, el término autoestima se usa para describir el sentido general de estima propia o valor personal de una persona. En otras palabras, cuánto nos apreciamos y nos gustamos a nosotros mismos. En este sentido, al hacer un complemento de las dos definiciones, podemos determinar que la autoestima no sólo hace referencia al pensamiento sino al comportamiento, a lo que hacemos para demostrarnos a nosotros mismos que nos apreciamos, que nos expresamos afecto con acciones puntuales. Desde mi perspectiva, considero que más que tener pensamientos o creencias positivas de nosotros mismos, tener una autoestima alta significa realizar acciones de amor hacia nosotros mismos. Podríamos preguntarnos en diferentes situaciones: ¿Qué haría en este momento por una persona que amo profundamente? ¿Hago eso por mi regularmente?

¿Qué puede generar una baja autoestima?

Todas las experiencias que hemos vivido son la mayor influencia en nuestro autoconcepto; en lo que pensamos u opinamos de nosotros. Por lo tanto, si durante nuestra vida estuvimos expuestos a situaciones permanentes en las que fuimos irrespetados, o tratados como incapaces, o como personas que no merecíamos nada, es probable que lo que opinemos de nosotros mismos sea desfavorable y nuestras conductas sean principalmente autodestructivas. Por el contrario, si tuvimos la oportunidad de vivir experiencias recurrentes en las que fuimos respetados y amados por las personas que hacen parte de nuestros entornos cercanos, existe mayor probabilidad de que nuestro concepto propio sea positivo y nuestros comportamientos de autocuidado. Sin embargo, no es una regla que la autoestima se dé de esta manera, ya que podemos encontrar personas con historias de vida donde hubo carencia de afecto e irrespeto constante, pero mantienen una autoestima elevada. Además, lo más interesante es que la autoestima no es estática, es decir que va cambiando con las experiencias. El portal Mind expresa que los eventos que afectan nuestra autoestima difieren para todos. Además que nuestra autoestima puede cambiar repentinamente, entonces pudimos haber tenido baja autoestima por un tiempo pero posteriormente sentirnos mejor con nosotros mismos. 

Aunque todas las experiencias que vivimos tienen la posibilidad de afectar nuestra autoestima; no obstante, haber recibido críticas constantes sobre la apariencia física propia, sobre los logros conseguidos, sobre la forma en la que actuamos, o tener fracasos permanentes en lo que nos proponemos como por ejemplo sacar proyectos adelante, o crecer profesionalmente, o conseguir una pareja, o mantener una relación de pareja satisfactoria, pueden hacer más probable el deterioro de la autoestima. Es por esto que es importante ser cuidadosos con lo que le decimos a las personas que nos rodean porque seguramente en la interacción con ellos estamos afectando su autoestima, reforzándola o deteriorándola. 

¿La baja autoestima es considerada un problema mental?

Mantener una baja autoestima no es una condición para presentar un problema de salud mental; sin embargo, están estrechamente vinculados. Cuando muchos eventos afectan nuestra autoestima durante un tiempo significativo, lo que podría ocurrir es que experimentemos problemas de salud mental (por ejemplo, depresión o ansiedad). Adicionalmente, algunas de las características de una baja autoestima pueden ser signos de un problema de salud mental, especialmente cuando permanecen por mucho tiempo, o afectan nuestra vida cotidiana. Los sentimientos de desesperanza, de incapacidad, la falta de valor propio, la culpabilidad recurrente y el odio hacia nosotros mismos son síntomas característicos de una baja autoestima, los cuales también hacen parte de episodios de depresión y ansiedad cuando permanecen por un tiempo prolongado. Siendo más claro en este punto, todas las personas podemos tener momentos en los que nuestro concepto propio no es realmente favorable o positivo y esto no quiere decir que tengamos un trastorno mental; sin embargo, si dejamos de darnos valor a nosotros mismos, eliminando todas las acciones que están relacionadas con el amor propio, la autoestima se disminuye significativamente, los sentimientos anteriormente mencionados se alimentan y es muy probable que aparezca la depresión y/o la ansiedad en nuestra vida.

¿Cómo trabajar en nuestra autoestima?

Teniendo claro que la autoestima no significa pensar positivamente o sentir que uno se aprecia lo suficiente, sino más bien realizar acciones puntuales que nos demuestren que realmente nos valoramos y nos respetamos, mi intención es dejarles algunas estrategias que pueden ayudar a elevar la autoestima. 

1). Identifica qué es realmente importante para ti. Generalmente creemos que sabemos que nos importa pero si tratamos de responderlo, nos damos cuenta que no lo tenemos tan claro o que aunque lo identificamos, lo pasamos por alto y al no hacer nada termina siendo irrelevante en nuestra vida. En muchos momentos nos encontramos realizando acciones que son importantes para los demás y no para nosotros mismos. 

2). Determina qué acciones puntuales te llevan a acercarte a lo que realmente te importa. Cuando establecemos con claridad lo que tenemos que hacer, lo planteamos en comportamientos específicos, entonces se vuelve algo posible de ejecutar. Si identificamos que acercarnos a nuestra familia es realmente importante, una acción puntual podría ser preguntarle a cada miembro cómo está y qué ha pasado en su vida que quisiera contarnos.

3). No dejes de hacer las cosas que te propones así tu autoevaluación sea deficiente. Cuando decimos algo en una conversación, cuando participamos en una reunión, o cuando presentamos un proyecto, es probable que nuestra autoevaluación sea negativa y lo que se genere es retraimiento y evitación en situaciones sociales. La sugerencia aquí es precisamente seguir intentándolo a pesar de que la autoevaluación no cambie. Somos los dueños de los comportamientos que les mostramos a otros, entonces podemos elegir no hacer nada en situaciones sociales, familiares, laborales, o académicas,  o seguir haciéndolo, como un ejercicio personal.  

4). Toma distancia de las personas que te hacen críticas permanentes y difícilmente reconocen lo que vales como persona. Existen personas que por más que lo intentemos, seguirán construyendo una relación con nosotros en la que tratarán de que nos sintamos inferiores y resaltarán nuestras falencias, sin tener en cuenta lo que podamos sentir. En este caso es importante tener claridad de quiénes son y compartir el menor tiempo posible con ellas para aprovecharlo con otras. 

5). Regálate algo que te gustaría recibir de otros, por lo menos 4 veces por semana. Pocas veces en nuestra vida somos conscientes de cosas o situaciones que quisiéramos darnos a nosotros mismos por estar pensando en compensar a otros, lo cual no está mal; sin embargo, así como lo hacemos por otros, es fundamental que tengamos momentos en nuestra semana en los que nos regalemos una cena especial, una prenda de ropa que nos haya gustado, o conocer algún lugar al que nos interesaría ir. 

6). Destina un tiempo diario, así sea corto, para estar contigo mismo/a y esfuérzate por disfrutarlo. A muchas personas nos cuesta pasar tiempo con nosotros mismos porque nos sentimos solos pero, ¿si no destinamos tiempo para estar con nosotros mismos, entonces cómo nos demostramos amor propio? Podemos empezar por pasar tiempos cortos, así sea unos pocos minutos, haciendo actividades de agrado y estando ahí, hacer un esfuerzo por conectarnos con eso que estemos haciendo. Describir lo que nos pasa cuando estamos ahí puede ayudarnos. 

7). Haz un ejercicio en la interacción con otros el cual consiste en actuar antes de pensar. Nos enseñaron a pensar antes de actuar, lo cual nos ayudó mucho a ser prudentes y asertivos en las diferentes situaciones sociales; no obstante, ese ejercicio constante nos puede llevar a sobrepensar cualquier cosa que queramos hacer o decir, lo cual podría generarnos análisis negativos de todos los comportamientos que queremos realizar y de todos los comentarios con los que queremos hacer parte de conversaciones. Es por esto, que la propuesta aquí es que actuemos en cada situación y luego mientras nuestra cabeza analiza y nos juzga, volvemos a actuar, tratando de que nuestro ejercicio esté centrado en la ejecución y no en la autoevaluación negativa que hacemos de nosotros mismos. 

8). Permite cometer errores en las diferentes situaciones. Todos, absolutamente todos los seres humanos cometemos errores, pero esto no debe llevarnos a que nos retraigamos y evitemos comportarnos naturales en las diferentes situaciones de nuestra vida. Permitirnos cometer errores significa volverlo a intentar así creamos que no estuvo perfecto. Quizás, nunca va a ser perfecto; entonces, ¿vale la pena que nos enfoquemos en que nuestro comportamiento sea perfecto si al final nunca vamos a estar completamente satisfechos?En conclusión, aumentar nuestra autoestima implica la realización de acciones para nosotros mismos en las que nos demostremos que nos estimamos, que nos respetamos y que nos apreciamos de verdad. Espero el artículo y los ejercicios planteados puedan contribuir a un aumento en la autoestima significativo; sin embargo, es de gran importancia considerar la posibilidad de iniciar un proceso de psicoterapia formal, cuando observamos que nuestra autoestima ha estado deteriorada por un tiempo considerable. 

Referencias 

5 Comentarios

Deja tu comentario:

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Si quieres que te contactemos para ampliar la información acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los procesos por favor diligencia el siguiente formulario
Si quieres que te contactemos para ampliar la información
acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los
procesos por favor diligencia el siguiente formulario



Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.