Blog Enterapia

Artículos de interés sobre psicoterapia

Slider

¿Cómo manejar la ansiedad en tiempos de Coronavirus?

¿Cómo manejar la ansiedad en tiempos de coronavirus?

La ansiedad es un trastorno que se relaciona directamente con el estrés. El estrés es un mecanismo de defensa que usas para responder a momentos puntuales de tu vida en donde te sientes inconforme o en riesgo; como durante la crisis mundial por Coronavirus. 

El estrés y la ansiedad son una forma natural en la que tu cuerpo reacciona y te permite tomar acción en momentos donde te sientes potencialmente en peligro. Hoy en día, es muy común que ambos trastornos aparezcan durante situaciones cotidianas. 

Mantener presentes la ansiedad y la depresión hace que estímulos que no deberían generarte malestar, lo hagan, a pesar de que hacen parte de la normalidad y no representan ningún riesgo para ti. 

En circunstancias como las que están pasando en el mundo con la aparición del coronavirus (covid-19), es normal que te sientas potencialmente en peligro. Pensando en esto, queremos brindarte la siguiente información: 

¿Qué factores pueden generarte ansiedad en tiempos de crisis? 

Lo primero que debes tener presente es que no hay una sola persona en el mundo que no experimente ansiedad en esta época de pandemias y cuarentenas y que, por mucho de que intentes disminuirla o no sentirla, está presente porque es una situación desconocida para ti. 

En este punto hay algo sobre lo que nos gustaría hacer especial énfasis y es en que el ser humano no está acostumbrado a lo desconocido y no le gusta la incertidumbre, y, como seres humanos, queremos controlarlo todo y tener conocimiento sobre nuestro futuro. Y este es uno de los principales detonantes de la ansiedad durante esta época, pues tienes completa incertidumbre de lo que va a suceder. 

¿Qué factores pueden generar ansiedad durante la cuarentena?

El exceso de información: este hace que caigas en ciclos constantes de angustia, debido a lo negativa que suele ser la información que recibes y lo personal que sueles tomarla. 

El querer estar siempre ocupado: te obligas a hacer cosas para escapar de tu realidad y esto te genera más ansiedad, porque el día que decides no hacer nada te culpas por tu falta de productividad. La invitación es a no llegar a los extremos, a hacer las cosas porque realmente las disfrutas y no para llenar vacíos e ignorar emociones que estás en todo el derecho de sentir. 

Auto cuidado: cuando tienes ansiedad tiendes a tener comportamientos excesivos. Sin embargo, lo más importante es enfocarte en dormir bien, comer balanceado, reconocer lo que sientes y cualquier otro comportamiento que te haga sentir tranquilidad. 

Tener control sobre estos factores puede disminuir la aparición de la ansiedad y hacer que tengas más control sobre la situación, impedir que se salga de tus manos y genere inestabilidad en tu día a día. 

¿Cómo saber que estás sintiendo ansiedad? 

Cuando la ansiedad aparece, lo hace porque hay una activación fisiológica que pasa por todo tu cuerpo y puede manifestarse con síntomas físicos básicos que generalmente son: 

  • Respiración agitada y corta: sensación de que no puedes llenar tus pulmones 
  • de aire y respiras más rápido. 
  • Taquicardia: se te acelera el corazón. 
  • Sudoración en las manos. 
  • Cambios de temperatura corporales. 
  • Irregularidades en el sueño: generalmente se duerme poco. 
  • Ganas constantes de ir al baño. 

También hay síntomas psicológicos, dentro de los cuales se encuentran: 

  • Poca capacidad de concentración: no logras hacer una actividad específica, tienes mil actividades en mente.
  • No logras mantener el hilo en una conversación: hay desorganización del pensamiento. 
  • No te enfocas en lo que te gusta. 

Si llegas a sentir alguno de estos síntomas, lo más recomendable es que acudas de inmediato a un especialista, de esta manera podrás darle atención a tiempo y evitar que se complique tu situación. 

¿Cómo controlar los síntomas? 

Hay algo que debes tener en cuenta y es que no se trata de controlar los síntomas, pues en la medida en que intentas hacerlo, más se incrementan. Cuando te inventas estrategias para controlarlos, te sirven un tiempo, pero la ansiedad sigue estando y podría despertar con más fuerza. 

En este punto es importante que tengas en cuenta: 

  • No te sobrecargues de tareas o ejercicios para no sentir. 
  • No controles la ansiedad, acéptala. Cuando aceptas las emociones que sientes, se vuelven más llevaderas. 
  • La vida se vuelve más fácil cuando aceptas tus emociones. 

En este punto, te será de gran utilidad: 

  • Hacer ejercicios de respiración: regulas tu cuerpo, calmas tu mente y tienes una sensación de bienestar. 
  • Meditación: no es dejar la mente en blanco sino tolerar los pensamientos que aparecen mientras estás meditando. 

Si quieres conocer más tips que te ayuden a convivir con la ansiedad, te invitamos a leer ¿Qué es la ansiedad y cómo tratarla? allí podrás ampliar más tu conocimiento y hallar nuevas soluciones. 

¿Es aconsejable consultar a un especialista durante la cuarentena? 

Sí, porque los aspectos de los que hablamos, son puntos que se pueden tratar desde la psicología y es la oportunidad para aprender a convivir con un trastorno sin que este altere el ritmo normal de tu vida. 

Ten en cuenta que la ansiedad cuando no es tratada, puede convertirse en un trastorno generalizado, que puede: 

  • Generar ataques de pánico. 
  • Requerir acompañamiento psiquiátrico y medicinal. 

Si ves que los síntomas no desaparecen después de hacer ejercicio, meditar y respirar, es necesario ir al psiquiatra o al psicólogo (o a los dos), para junto a ellos hallar una solución que te permita vivir con mayor tranquilidad. 

Este punto es muy importante porque de la salud mental depende la estabilidad de tu día a día. Por eso, debes tener en cuenta que si tu salud mental está en desequilibrio, no hay posibilidad de que el resto de tu vida funcione y esté bien. 

Para el ser humano, en general, es muy difícil lidiar o sentir emociones “negativas”, a las personas no nos gusta sentir tristeza, dolor, angustia, etc. Con frecuencia, de seguro, te das poco espacio para poder sentir estas emociones. 

Hoy es muy común que al preguntarle a alguien cómo se encuentra, obtengas como respuesta que todo el mundo está bien, ocupado o con mucho por hacer. ¿Pero cómo se sienten realmente? quieren aparentar que están bien, pero se les olvida que si no hablan de lo que está pasando, no tienen forma de procesarlo. 

Aquí, es importante hacer una conclusión con la que nos gustaría que te quedaras, y es que, en este momento, no hay que darle espacio solo a hacer cosas sino al sentir cosas. 

Pregúntate con frecuencia a qué ritmo te estás moviendo en tu vida durante el confinamiento y crea conciencia de que no puedes tener un ritmo igual al que llevabas cuando todo estaba normal. No puedes ir a la misma velocidad estando en casa, debes ir a un ritmo diferente. ¿Cuál es tu ritmo? ¿Qué ritmo te sirve a ti? 

Recuerda que no se trata de mirar qué le funciona a los demás, no estamos en una competencia, estamos en un momento donde lo más importante es sobrevivir en medio de la realidad. Por eso: 

Cambia de perspectiva, sé creativo, tómate el tiempo de observar el paisaje desde tu ventana, siente cada una de tus emociones. Y haz de este proceso, tu mejor experiencia. 

0 Comentarios

Deja tu comentario:

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Si quieres que te contactemos para ampliar la información acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los procesos por favor diligencia el siguiente formulario
Si quieres que te contactemos para ampliar la información
acerca de los servicios o recibir ayuda con alguno de los
procesos por favor diligencia el siguiente formulario



Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.