actualidad

Ejercicios para impulsar la creatividad

enterapia - noviembre 01, 2022

creatividad
Si eres de los que piensan que la creatividad es algo con lo que naces, hoy vamos a romper un poco con ese mito, pues, aunque te cueste creerlo, la creatividad también puede aprenderse, y es que todos somos creativos en algo, tu misión será descubrir en qué. La creatividad es la capacidad de convertir algo bueno en algo superior, de crear algo que nadie había tenido la capacidad de inventar y de hacerlo de manera casi que natural. Una persona creativa no siempre se desempeña en el campo de las artes, que también es una de las creencias más comunes, pues muchas veces la creatividad no se relaciona con colores y pinturas.

¿Puedes aprender a ser creativo?

Lo primero que debes quitarte de la cabeza es que para ser creativo debes tener talentos artísticos dominados a la perfección. Debes centrarte, tal y como te lo mencionamos antes, en analizarte y mirar con detenimiento, pues de seguro, hay creatividad en ti, solo que tú no la has descubierto. Así que la respuesta a esta pregunta es sí, y la forma de hacerlo es teniendo en cuenta los siguientes tips:
  • Define las habilidades que sobresalen en ti: no esperes a que nadie te diga que eres bueno en algo que haces, defínelo tú y créetelo, cuando crees en lo que haces, es mucho más sencillo empezar a explorarlo con el fin de perfeccionarlo y hallar mejores y nuevas maneras para hacerlo diferente, así que empieza por creer en ti.
  • Pregúntate qué es fácil para ti y difícil para los demás: muchas veces, sin ni siquiera pensarlo, haces cosas que para los demás son realmente complicadas. Estos aspectos son fortalezas que hay en ti, pero para descubrirlas, debes aprender a vivir el presente de tal manera, que ningún detalle se salga de tu entendimiento y asimilación.
  • ¿En qué momentos de tu vida te sientes creativo?: esta pregunta puede arrojar respuestas extrañas, como por ejemplo, después de jugar con tus hijos, después de entrenar en el gimnasio, en la ducha o después de ver una serie. Tener claros estos momentos donde se genera creatividad, a veces sin buscarla, te ayuda a darte cuenta de que esta habilidad existe en tu vida.
Tener la capacidad de identificar en ti esos aspectos que te hacen diferente, es lo que te va a permitir descubrir y aprovechar esas fortalezas ocultas que te van a ayudar a llevar lo que haces a otro nivel.

Y ahora, ¿cómo puedes impulsar la creatividad?

La mente en este punto juega un papel fundamental, pues de la claridad y tranquilidad que exista en tu interior, va a depender que surjan muchas cosas positivas en el exterior. Sabemos que muchas veces del caos salen grandes ideas, pero no es lo más normal, de hecho, la creatividad suele aparecer después de que estimulas tu cerebro con ejercicios o actividades que le generen satisfacción. Una vez seas consciente de lo anterior, los ejercicios que pueden ayudarte a impulsar la creatividad son:
  1. Disfruta al aire libre: despejar tu mente siempre es una buena idea para permitir que nuevos pensamientos e ideas lleguen a tu vida, no importa qué hagas, pues incluso sentarte en un parque a mirar las personas pasar te puede generar una sensación de bienestar tal, que permite el surgimiento de ideas innovadoras.
  2. Lee, escribe o mira películas: esto se traduce en buscar inspiración de diferentes fuentes, muchas veces la creatividad no llega simplemente porque no buscas recursos que te ayuden a mantener viva la llama de la creación.
  3. Escribe todas las ideas que lleguen a tu cabeza: no importa lo locas que sean, tener claridad de esos momentos de inspiración que llegan y de las ideas que aparecen, es el punto de partida para empezar un proceso creativo. Además, no sabes cuál de esas ideas pueda serte de utilidad al momento de desarrollar un proyecto o plan determinado, así que es mejor tener toda la información a la mano.
  4. No temas y sé propositivo: si tienes una idea que sabes puede ayudar en una solución, por muy innovadora que sea, compártela, es mejor que te digan que no o que fracase a quedarte con la sensación de no haber hecho algo que podría mejorar determinado problema.
Todo lo que sucede a tu alrededor es un estímulo para tu creatividad, los momentos de crisis, los momentos de alegría, la desesperación y la tristeza pueden ser estímulos que te permitan exhibir tu creatividad, mostrar soluciones novedosas que permitan mejores resultados. El secreto está en rodearte por personas que te ayuden a consolidar esas ideas, que te permitan fluir y te ayuden a sacar fuera de ti todas esas ideas que rondan día a día por tu cabeza. ¿Nuestra recomendación? Que no te guardes nada para ti, lo que hoy tienes en mente puede ser una gran solución o incluso, inspiración para alguien cerca de ti. Cree en tu potencial con fuerza, si tú no te convences de estar hecho para grandes cosas, nadie más lo hará.

Deja tu comentario:

0