Piensa en el lugar en el que más tiempo pasas, ¿lo hiciste? Pues seguramente lo primero que llegó a tu mente, es tu trabajo, y sí, tienes toda la razón. Tu sitio de trabajo es el lugar en el que más tiempo estás, tus compañeros de trabajo son las personas con quienes más tiempo compartes y por ello, es importante que este sea un lugar que te brinde paz y tranquilidad y no angustia y estrés.

El estrés laboral es una de las problemáticas más frecuentes en la actualidad, pues el hecho de que ames y disfrutes lo que haces, no quiere decir que no tengas días en los que tu motivación disminuya, o que surjan problemas y te debes enfrentar a ellos para poderlos superar.

 

Causas del estrés laboral

 No podríamos decir que todas las personas padecen estrés laboral por las mismas causas, de hecho, estas surgen de diferente manera en cada persona. Sin embargo, las que se detectan en la mayoría de los casos, son:

  • Sobrecarga de trabajo que puede incluir trabajar en exceso y descansar poco.
  • No tener unas funciones definidas en tu trabajo y tener que responder a varias personas al mismo tiempo.
  • Condiciones laborales poco idóneas que te hacen trabajar con ruido, contaminación o intranquilidad por posibles peligros.
  • Inconformidad con las normas de la empresa donde trabajas, ya sea porque no toman en cuenta tu opinión o porque tu tiempo de trabajo es realmente absorbente.
  • Mal clima laboral que se ve representado en problemas o discusiones con jefes o compañeros.
  • Inestabilidad laboral que te haga pensar frecuentemente que te van a despedir o que no estás creciendo profesionalmente.

Por más que te cueste creerlo, la gran mayoría de seres humanos, incluido tú y nosotros, hemos pasado por momentos de estrés laboral, nos hemos enfrentado a trabajos que no nos llenan profesionalmente y que nos hacen sentir un poco alejados de los planes que deseamos hacer realidad.

También es cierto que puedes convertir estos momentos de tensión en situaciones de crecimiento, que te permitan comprender con mayor exactitud qué es lo que quieres y te ayuden a fortalecer mucho más la forma en la que ves tu vida laboral, sabiendo con exactitud cuándo un puesto no es para ti o cuándo debes abandonar un cargo en el que sabes de sobra que no vas a poder cumplir con tus expectativas.

Pensando en ello, te invitamos a leer los siguientes consejos, que de seguro te ayudarán a controlar mejor las situaciones de estrés en tu trabajo.

 

5 consejos para combatir el estrés laboral

Cuando identifiques que tu relación con tu trabajo se está tornando un poco complicada y conflictiva, cuando sientas que ir a tu trabajo se está convirtiendo más en un sacrificio que en un momento de alegría o cuando no encuentres motivación para salir a trabajar más que el dinero, lee con atención los siguientes consejos:

  1. Define cuál es tu puesto ideal: identifica las funciones, tareas y objetivos que te gustaría desempeñar según tu profesión y establece si estas metas o ambiciones que tienes puedes hacerlas realidad en el puesto en el que te encuentras, si la respuesta es no, quizás te encuentres en el lugar equivocado o estás dándole el enfoque incorrecto al puesto en el que te encuentras.
  2. Haz pausas: centra tu atención en algo diferente a lo que te causa incertidumbre o malestar en tu trabajo, de esta manera tendrás la posibilidad de regresar a tu puesto de trabajo y analizar la situación desde un punto de vista más amplio y que te permita llegar a nuevas conclusiones.
  3. Trázate metas: cuando estableces metas laborales, te motivas mucho más por cumplir con tus tareas diarias y por realizar un mejor trabajo. Por eso, junto con tu equipo de trabajo, crea objetivos claros hacia dónde quieren dirigirse y trabajen por ellos, eso mejorará el ambiente de trabajo, pues todos remarán hacia un mismo destino.
  4. Aprovecha tu tiempo de descanso: usa los momentos de descanso para desconectarte de tu rutina de trabajo, este ejercicio te permitirá vivir el tiempo presente y recuperar tu energía para iniciar de nuevo tu trabajo con mayor motivación.
  5. Aprende técnicas para mejorar el estrés: aprender a respirar, a meditar, a soltar situaciones que no puedes controlar o simplemente aprender a delegar, son hábitos que te pueden ayudar a sobrellevar tu trabajo de una mejor manera, evitando así sentirte saturado con tus tareas pendientes o con lo que te causa preocupación.

Si sientes que el estrés en tu trabajo está haciendo que pierdas tu conexión con el mundo y está afectando la forma en la que te relacionas con tu familia y amigos, es importante que busques ayuda profesional, pues de no tratarse a tiempo, esta situación puede convertirse en un síndrome de Burnout (Leer: ¿Qué es el síndrome de Burnout?) que afecte considerablemente tu salud y equilibrio mental, llegándote a ocasionar graves daños que después te va a costar mucho trabajo reparar.

Por ello, nuestra recomendación es que si sientes que dicha situación se sale de tu control busques ayuda de psicoterapeutas que te permitan encontrar soluciones efectivas oportunamente, pues una crisis laboral o profesional puede traer consigo grandes cambios a tu estilo de vida.

 

Agenda aquí tu cita con un psicoterapeuta

y evita que el estrés laboral gobierne tu vida